Mensajes
Artículos, Sala de Prensa

Mujeres, medio ambiente y educación

http://www.diariolibre.com/noticias_det.php?id=275741

14 Enero 2011

Mujeres, medio ambiente y educación

Carmen Santos tiene 16 años trabajando en las Cuevas del Pomier. Fuente externa

SD. Por diferentes razones, a la mujer le ha tocado jugar un papel de primer orden en el manejo y conservación del ambiente, ya que históricamente ha sido un intermediario entre los hombres y la realidad. Desde tiempos remotos, era la mujer la que permanecía en la aldea y la que tenía que lidiar con todos los problemas que se presentaban en los primeros hábitats sedentarios que conoció la especie. Era ella la que tenía que producir, movilizar, administrar y organizar la mayoría de los recursos y cuidar de las crías. Ya sea porque lo aprendieron durante milenios de interacción social o porque lo incorporaron por selección natural (odio discutir con los antropólogos), lo cierto es que las mujeres parecen estar mejor equipadas que los hombres para lidiar con ciertos problemas ambientales.

En los ambientes rurales de los países subdesarrollados, en los que habitan millones de seres humanos, las mujeres son las primeras víctimas de la degradación ambiental. Como son las responsables de la recolección de combustible, forraje y agua, recursos que escasean en la medida en que se degrada el ambiente, tienen que emplear más tiempo y recorrer distancias más grandes para obtener menos beneficios.

Otro rasgo distintivo es que mientras la mujer maneja materia prima no monetizada como corresponde a una economía de subsistencia hogareña, el hombre es más proclive a destruir la naturaleza para obtener dinero en efectivo aunque ello implique crearle problemas a su propia familia, que por su culpa tiene que hacer mayores esfuerzos para obtener combustible y comida. Terminan las mujeres trabajando en las fincas familiares como obreras sin sueldo, a pesar del importante papel que juegan en la toma de decisiones de la comunidad. Como el gaucho del "Martín Fierro": "No gana nada en la paz/y es la primera en la guerra."

No sé quién se inventó el cuento (que hasta las mujeres se lo creen) de que hubo una época en la que los hombres mantenían a sus esposas. En esa época luminosa que algunos (y algunas) añoran con nostalgia, ¿qué era lo que realmente pagaba el hombre? El alquiler de la casa donde vivían él y sus hijos; la comida que ingerían mayormente él y sus hijos y los servicios de los que eran usufructuarios él y su prole. Lo de que la mujer en esa época no trabajaba es un chiste de mal gusto. Era más bien una esclava sin salario que hacía todo el trabajo de la casa, además de acompañar a sus hijos en todas las crisis, "del sarampión al álgebra".

Es en la educación donde el impacto de la mujer puede ser más beneficioso o más perjudicial. Dependiendo de la formación que tengan, forjarán jóvenes amistosos con el ambiente, o seres hostiles e intolerantes con toda forma de vida. Por eso muchos autores opinan que debe invertirse más en la educación de las mujeres que en la de los hombres.

Además, el dinero que se invierte en las mujeres es menos probable que acabe convertido en cerveza o en la caja registradora de una banca de apuestas. Lo justo sería que ambos cónyuges tuvieran la misma participación en la educación de los hijos; pero el hecho innegable es que esa responsabilidad recae sobre las madres. Las feministas proclaman que las mujeres son la mitad de la población y paren a la otra mitad. Creo que se quedan cortas en la ponderación: las mujeres paren, educan y forman emocionalmente a ambas mitades.

Dependiendo de la formación que tengan, forjarán jóvenes amistosos con el ambiente, o seres hostiles e intolerantes con toda forma de vida.

guerrero.simon

Anuncios

Acerca de Coalición Educación Digna

La coalición por la educación digna es un esfuerzo de un conjunto de organizaciones y activistas que piden mediante acciones cívicas y pacificas, que se cumpla de una buena vez con la LEY GENERAL DE EDUCACION 66-97, la que establece que el 4% del PIB en el presupuesto nacional sea destinado en inversión a la educación. Con el arma de un paraguas y sombrillas amarillas (el cual usan para cubrirse del sol) en la mano que reza 4% para la educación, un conjunto de organizaciones y activistas iniciaron su cruzada de respeto a la ley, ha esta se han sumado un sin numero de ciudadanos de toda índole que se han vuelto en una avalancha ciudadana. Más Información: Educacióndignard@gmail.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: