Mensajes
Sala de Prensa

Nuestro talón de Aqu iles

El desarrollo humano no ha acompañado al económicoLa economía permanece estancada en algunas áreas

Los organismos internacionales han reconocido al país por sus elevadas tasas de crecimiento económico.

Sin embargo, las condiciones de vida no se han mejorado en la misma medida que el ritmo de crecimiento económico. Del mismo modo, de acuerdo al PNUD mientras en el período de 1975-2006 el PIB se ha duplicado, el índice de desarrollo humano sólo ha progresado un 25 por ciento.

La desigualdad continúa su tendencia creciente, dado que el 10 por ciento de los ricos tiene un ingreso 23 veces superior al 40 por ciento de la población de bajos ingresos.

Otra característica es que nuestro país permanece estancado en varios campos cruciales para su desarrollo económico y social. Recientemente ha habido una movilización popular a nivel nacional llamada “Lunes Amarillo por la Educación”, a fin de exigir que se cumpla la ley que asigna el 4 por ciento del PIB al sector de la educación, reinvidicación que tenemos la obligación de apoyar si queremos ofrecer un futuro mejor a nuestra juventud.

Esto así porque el presupuesto asignado a este sector es de apenas un 2.5 por ciento anual. Por ende, el sistema educativo nacional se encuentra entre los menos eficientes y eficaces de la región latinoamericana.

El marasmo dominicano es el resultado en parte de la afluencia de miles de nuevos niños y niñas sin que el sistema los pueda absorber y sin que esto no signifique una caída en el nivel educativo.

Lo anterior se acentúa por el rechazo de excluir a los malos alumnos de una escuela considerada obligatoria y cuyo ciclo de enseñanza de base es de 14 años. En los hechos la escolaridad no es universal.

Por otra parte, el 20.1 por ciento de los alumnos de primaria y el 38 por ciento en la enseñanza secundaria han repetido en años recientes.

Estas cifras no incluyen la situación que persiste en las zonas rurales. La media de repetición en Latinoamérica es de un 4 por ciento.

Asimismo, los alumnos, a la edad de 18 años, han asistido a la escuela en un promedio de 11.8 años de 12 y sólo han validado 8.3 niveles de 12.

Según el sistema de evaluación de la UNESCO, los niveles en matemáticas y en lectura son similares a los de Cuba en 1997.

Otro tema importante son los altos niveles de deserción escolar, cuyas causas principales para los varones son la búsqueda de empleo y para las hembras es también la búsqueda de empleo o un embarazo precoz.

El analfabetismo continúa rondando el 10 por ciento de la población, con importantes disparidades entre las zonas urbanas y rurales. A esto habría que agregar los analfabetos funcionales que son aquellas personas que no han adquirido la capacidad o destreza de dominar la lectura y la escritura en forma eficaz pese a que han asistido a una escuela, muchas veces en forma rápida o ya sea que la perciben en forma muy lejana.

El corazón del problema se encuentra en la mediocridad de la escuela pública. Los profesores poseen una formación deficiente y al mismo tiempo son mal pagados. Muchos de ellos poseen una formación ligera y muy poca experiencia.

Se puede afirmar que muy pocos profesores han sido formados en la materia que transmiten y en la mayoría de los casos el nivel salarial es muy bajo, lo que no incentiva su motivación para efectuar su tarea y los obliga a tener un segundo empleo.

Para tener una idea del problema, de acuerdo a los informes del Banco Mundial, BID, PNUD etc., señalan que el nivel de los profesores no les permite asegurar una enseñanza de calidad. Según el PNUD, en 2006 sólo un 56,9 por ciento tenían un nivel equivalente o superior a la licenciatura y menos del 5 por ciento cumplían con el programa oficial. Además, habría que señalar la ausencia de programas de reciclaje o actualización que le permita al profesor mejorar sus conocimientos sobre la materia que imparte.

En la práctica, el poder del Estado en el control del presupuesto es centralizado por la administración central y en cierta forma restringido a causa del nepotismo, clientelismo y en algunos de los casos a la corrupción. Esta situación perpetúa, con ciertas excepciones, una enseñanza de base a dos niveles: en el primer nivel está la pública y gratuita, la cual la mayoría de las veces está llena de calamidades para los niños de las familias pobres y el segundo nivel la privada con buenos niveles de enseñanza para los niños de familia de mayores niveles de ingresos, con mejor preparación para pasar los exámenes de ingreso a las universidades y sacar mejor provecho del tercer ciclo y de las oportunidades de empleo.

Recientemente, el matutino HOY publicó una nota sobre la existencia de 800 escuelas públicas que no disponían de un baño y agua potable.

Una situación similar se refleja en el nivel universitario, donde las condiciones de trabajo son difíciles, ya que un profesor se ve obligado a trabajar en diferentes establecimientos distantes uno de otros, a fin de poder mantener a su familia.

En la mayoría de los países, a nivel mundial, ser ministro es un reconocimiento a la integridad moral y profesional del ciudadano. En el caso nuestro, históricamente ser ministro es ser político para hacerse rico.

El sistema educativo nacional mantiene no sólo profundas desigualdades, sino que preserva los privilegios de las élites tradicionales. Por lo tanto, la educación no ha permitido a los pobres ascender socialmente en un país de más de 10 millones de habitantes, donde hay familias que nunca han enviado a sus hijos a una universidad.

Esta situación está bien señalada en el informe de Jacques Attali “República Dominicana 2010-2020. Informe de la Comisión Internacional para el Desarrollo de la República Dominicana”.

La cuestión de la educación es, sin lugar a dudas, el desafío principal que deberá atender nuestro país en los próximos años.

De acuerdo con el informe, hoy el Estado se ha casi desvinculado, ya que más de las dos terceras partes de los gastos en educación son realizados por los mismos ciudadanos a través de gastos de inscripción y matrícula.

En definitiva, nuestro país deberá tomar consciencia de nuestro talón de Aquiles, frente a una doble urgencia económica y social.

Por un lado, las elevadas tasas de crecimiento obligan al Estado a formar la mano de obra calificada que hace falta, a fin de no perder en términos de competitividad. Por otro lado, la clase media reivindica su derecho al conocimiento, clave de un mejor porvenir.

Como muy bien lo señala la última encuesta Gallup para el diario HOY, la “demanda ha mellado la popularidad del Gobierno, por las contradicciones e incumplimientos de 13 años, ya que fue el presidente Fernández quien promulgó la Ley General de Educación en el 1997, estableciendo el mínimo a ser invertido en ese renglón, tras años de reclamos de la sociedad civil”. Este reclamo ha pasado a ser hoy un mandato constitucional.

La cifra

38%

De los alumnos de secundaria ha repetido curso, y un 20.1 por ciento de los niños de primaria también, sin incluir en estas estadísticas a los de las zonas rurales, lo que acentúa la sensación de rechazo que sienten estos niños.

  • Tomado de: Periodico Hoy
  • por: GUILLERMO A. RIVERA R.
  • ( rivera4914)
Anuncios

Acerca de Coalición Educación Digna

La coalición por la educación digna es un esfuerzo de un conjunto de organizaciones y activistas que piden mediante acciones cívicas y pacificas, que se cumpla de una buena vez con la LEY GENERAL DE EDUCACION 66-97, la que establece que el 4% del PIB en el presupuesto nacional sea destinado en inversión a la educación. Con el arma de un paraguas y sombrillas amarillas (el cual usan para cubrirse del sol) en la mano que reza 4% para la educación, un conjunto de organizaciones y activistas iniciaron su cruzada de respeto a la ley, ha esta se han sumado un sin numero de ciudadanos de toda índole que se han vuelto en una avalancha ciudadana. Más Información: Educacióndignard@gmail.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: