Mensajes
Artículos, Noticias, Sala de Prensa

Un debate sobre el 4% del PIB

El programa de actividades que organizaron los sectores que demandan el 4% del PIB para educación, como establece la ley 66-97, debió ser ocasión para un debate que conduzca a un compromiso nacional por la educación.

Los líderes del país hallarían así las maneras de obtener los recursos que requiere el sector para alcanzar los objetivos deseados, e iniciativas que aseguren la superación de las deficiencias que sobreviven en el sistema.

Un estudio reciente reveló la baja calidad de la educación que se sirve en centros que son considerados entre los de mayor calificación. En las pruebas nacionales ha sido reiterada la comprobación del bajo desempeño de los estudiantes  en las pruebas de español y matemática.

La realidad tiene que ser un tema importante a la hora de exigir el 4% del PIB para educación a fin de prevenir decepciones que se pueden evitar. Con descalificaciones no se logrará nada.

La ley fue promulgada por el presidente Leonel Fernández en 1997, pero  aún no se ha  podido aplicar. El Gobierno del PRD 2000/2004, tampoco la pudo cumplir por carencia de presupuesto. Ahora en la oposición, los precandidatos presidenciales y líderes perredeístas exigen lo que no dieron en el Gobierno. Hay que entender que lo hacen porque están en su nuevo rol político de oposición. Si no, también dirían  no es posible como lo hicieron antes, cuando  la administración de Hipólito Mejía hizo recortes a la asignación presupuestaria de Educación.

Fernández ha destinado recursos a la educación como ningún otro gobernante dominicano en los últimos 40 años, pero no ha podido destinar el 4% del PIB. Las inversiones en obras de infraestructuras para ampliar el número de aulas,  y las inversiones en la UASD no tiene precedente en la RD. Las salas y centros tecnológicos en la capital y las provincias son marcas de la gestión del PLD-Fernández.

Ninguna administración había destinado el monto de  recursos de hoy para becar a miles de estudiantes en el exterior y en el país, llegar a la cobertura que tiene el desayuno escolar e incentivar a los padres para que mantengan  a sus hijos e hijas en las escuelas, pero a pesar de su voluntad,  no ha podido asignar el 4% del PIB a Educación. ¿Por qué no ha sido posible en el Gobierno de un presidente que tiene el empeño de promover la educación? La pregunta también debe hacerse cuando llegue el momento del  debate que espera el país respecto a recursos monetarios, humanos  y educación.

  • POR:  HECTOR TINEO*

Anuncios

Acerca de Coalición Educación Digna

La coalición por la educación digna es un esfuerzo de un conjunto de organizaciones y activistas que piden mediante acciones cívicas y pacificas, que se cumpla de una buena vez con la LEY GENERAL DE EDUCACION 66-97, la que establece que el 4% del PIB en el presupuesto nacional sea destinado en inversión a la educación. Con el arma de un paraguas y sombrillas amarillas (el cual usan para cubrirse del sol) en la mano que reza 4% para la educación, un conjunto de organizaciones y activistas iniciaron su cruzada de respeto a la ley, ha esta se han sumado un sin numero de ciudadanos de toda índole que se han vuelto en una avalancha ciudadana. Más Información: Educacióndignard@gmail.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: