Mensajes
Artículos, Sala de Prensa

¿Para que el 4 % del PIB hacia la Educación?

El artículo 63 de la Constitución de la Republica establece: “Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones.”

La misión del Ministerio de Educación en Republica Dominicana (MINERD) es garantizar el derecho de todos los dominicanos y dominicanas a una educación de calidad, mediante la formación de hombres y mujeres libres, críticos y creativos; capaces de participar y construir una sociedad libre, democrática y participativa, justa y solidaria; que combinen el trabajo productivo, el servicio comunitario y la formación humanística, científica y tecnológica con el disfrute y protección del  medio ambiente y el acervo cultural de la humanidad, con la participación e integración de los distintos sectores de la sociedad, a fin de contribuir al desarrollo nacional y al suyo propio.

Para garantizar el cumplimiento de su misión, el Art. 197. de la Ley General de Educación reza que “El gasto público anual en educación debe alcanzar… un mínimo de un dieciséis por ciento (16%), del gasto público total o un cuatro por ciento (4%) del producto bruto interno (PBI) estimado para el año corriente, escogiéndose el que fuere mayor de los dos,…”..

En tal sentido, me viene a la mente un amigo que preguntaba ¿Para que el 4 % del PIB hacia la Educación?

Esta claro que el marco legal vigente protege una inversión de calidad equivalente o superior al 4% del PIB, para financiar la educación preuniversitaria. Sin embargo, en el sentir de algunos hacedores de opinión pública, economistas, diseñadores e implementadores de Políticas Publicas este aspecto resulta cuestionable.

Estimulados en tratar de responder la pregunta del amigo, por quien sentimos profundo respeto, partimos de una deuda social acumulada en la que se combinan dos temas tradicionalmente aplazados en nuestra educación, pero, que aparecen con fuerza citados en los párrafos precedentes: CALIDAD y EQUIDAD.

Profundizando y tomando como plataforma un conjunto de documentos diagnósticos del sector, debemos precisar que nuestro sistema educativo preuniversitario esta afectado por tres grandes problemas:

Bajo cumplimiento de la jornada y calendario escolar y como consecuencia directa el No cumplimento de los lineamientos y estándares  curriculares establecidos. El Programa de las Naciones Unidas (PNUD) proyecta un déficit de 18,000 aulas y sus respectivos docentes, para la educación en los Niveles Inicial, Básico y Medio.

El personal docente del país resulta insuficiente, la carga de trabajo que en la mayoría de los casos dos tandas, resulta excesiva, las condiciones de trabajo inadecuadas, poco remuneradas y una formación inicial y continua deficiente.

Sistema altamente centralizado partiendo de unos sistemas de información rudimentarios. En lo referente a gestión administrativa se utilizan procedimientos pocos desarrollados. Resultado: un sistema educativo con la mirada dirigida hacia la SEDE Central; que NO coloca su atención en la Escuela. Otro aspecto a destacar es que para el sector privado, que abarca el  24.8 % del servicio educativo, carece de adecuados controles que aseguren calidad.

En el año 2005 y bajo el liderazgo del Presidente de la República, el Dr. Leonel Fernández, se echó a andar el Foro Presidencial por la Excelencia de la Educación Dominicana. Se trató de un amplio proceso de consulta que abarcó todos los ámbitos de la Sociedad Dominicana y que culminó en un Congreso en febrero del año 2007. El principal mandato de dicho Congreso resultó en la construcción colectiva del Plan Decenal de Educación 2008-2018 (PDE), el cual consiste en un instrumento de planificación estratégica cuyo fundamento propone “poner en marcha un sistema educativo de amplia cobertura y eficiencia, que reúna las condiciones de calidad y equidad necesarias para sustentar el desarrollo del país en las primeras décadas del siglo XXI”.

El PDE parte de unos lineamiento estratégicos denominados Diez Grandes Políticas Educativas que abarcan los temas siguientes: a.- Educación Inicial y Básica; b.- Educación Media; c.- Currículo; d.- Evaluación de la Calidad Educativa; e.- Jornada Escolar; f.- Recursos Humanos; g.- Equidad; h.- Participación de Todos; i.- Modernización de la Escuela  y; j.- Financiamiento.

Para operacionalizar estas Políticas, el PDE establece un conjunto de acciones e indicadores a desarrollarse en el corto, mediano y largo plazo, los cuales permitirán alcanzar unos objetivos estratégicos definidos por el conjunto de los actores que conforman la comunidad educativa. Entre las acciones principales a desarrollar, en una primera fase se proponen tres áreas de intervención:

Cumplimento de la jornada y calendario escolar. Esta iniciativa trae consigo un agresivo programa de construcción y equipamiento de los espacios educativos que respondan a la demanda existente y proyectada de aulas. El mismo debe priorizar las escuelas del Nivel Medio y, de esa manera, permitir descongestionar las escuelas del Nivel Básico e Inicial. Continuar dotando las escuelas del Nivel Básico de aulas especializadas para el Nivel Inicial. Las nuevas escuelas deben ubicarse en los lugares donde existe la verdadera demanda, es decir, en zonas densamente pobladas.

Paralelamente, y vinculado al cumplimento de la jornada escolar, el pais deberá captar para la educación general un personal joven y de altas potencialidades asegurando el mejoramiento integral de la formación inicial y de la formación continua del personal docente, directivo, técnico y administrativo. Debe mejorarse el  sistema de contratación, la certificación y condiciones de vida de los  docentes. Se debe atraer personal desde otros sectores de las ciencias básicas, asegurar su habilitación docente, así como incentivar su permanencia en el sistema.

Impulsar  un amplio Programa para la Modernización Institucional del MINERD, que abarque todos los niveles de gestión (escuela, distrito educativo, regional de educación y Sede Central), tomando como foco de atención el  Centro Educativo. La ejecución de esta propuesta permitirá una desconcentración progresiva hacia el nivel local y así responder a retos de nuestro sistema educativo, mejorando su eficacia y su eficiencia. Organizar la Regiones según establece la DGODT. Se trata de crear las condiciones en las estructuras administrativas del MINERD para una adecuada implementación del Modelo de Gestión de la calidad de los centros educativos.

Otras áreas de intervención han sido consideradas en el PDE y por citar algunas:

•Asegurar que los mejores recursos humanos se asignen al primer ciclo del Nivel Básico.

•La implementación e pruebas diagnosticas al final del primer ciclo (4to grado de Básica).

•Estrategias que promuevan la estimulación temprana.

•Participación de los padres en la educación de sus hijos.

•Continuar mejorando los indicadores de eficiencia del sistema (abandono, repitencia y sobreedad) con el apoyo de las ASFL. Eliminación de una vez por toda, del analfabetismo.

Para lograr implementar estas intervenciones, el PDE establece que se hace necesario un incremento gradual de la inversión en educación que debía comenzar con 2.67% del PIB en el año 2008; 3.5 % en el 2012; 4.1 % en el 2016 y terminar con 4.7 %, para el año 2018. Cabe señalar que TODOS sectores de la Sociedad Dominicana (gobierno, sociedad civil, sindicato, empresarios, congresistas, agencias de cooperación, etc.…) estuvieron representados en la construcción del PDE, y se logró consenso en el hecho de que el incremento debía ser gradual. Sin embargo, desde que concluyó el proceso de formulación del PDE, los presupuestos aprobados correspondientes a los años 2008, 2009, 2010 y el anteproyecto del año 2011, en ningún momento han podido superar el techo de acero equivalente al 2.0 % del PIB.

PD al amigo: La educación resulta el medio esencial para que preservemos la esperanza de una mejor Republica Dominicana!!!

Anuncios

Acerca de Coalición Educación Digna

La coalición por la educación digna es un esfuerzo de un conjunto de organizaciones y activistas que piden mediante acciones cívicas y pacificas, que se cumpla de una buena vez con la LEY GENERAL DE EDUCACION 66-97, la que establece que el 4% del PIB en el presupuesto nacional sea destinado en inversión a la educación. Con el arma de un paraguas y sombrillas amarillas (el cual usan para cubrirse del sol) en la mano que reza 4% para la educación, un conjunto de organizaciones y activistas iniciaron su cruzada de respeto a la ley, ha esta se han sumado un sin numero de ciudadanos de toda índole que se han vuelto en una avalancha ciudadana. Más Información: Educacióndignard@gmail.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: