Mensajes
Artículos, Sala de Prensa

Penosa justificación

La asignación presupuestaria del 4% del PIB para Educación es una disposición de ley, además de un compromiso adquirido por el país con los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas. Por lo que, si bien el movimiento que reclama la corrección del presupuesto para asignar las partidas correspondientes a la cartera educativa se ha desvirtuado, dañado con la infiltración de sectores políticos y por la comparsa socialcivilezca, la verdad es que estos grupos no están rogando, sino reclamando el cumplimiento de una ley. Aunque en verdad se trata de una ley de imposible aplicación en la actual coyuntura financiera del Gobierno, con demasiados compromisos que le impiden duplicar la asignación al Ministerio de Educación. Pero además este país mantiene una presión fiscal que apenas supera el 13%.

Y si bien es cierto tenemos un Estado grande y caro, que malgasta muchos recursos y con un grave problema de priorización del gasto, también es innegable que es un Estado pobre… muy pobre como para poder disponer de tantos recursos en una sola dirección, por fundamental que sea esta, cual es el caso. También es cierto lo que dijo el Presidente Fernández, de que no todo en la educación es asunto de dinero, y que en el país falta por definir una “filosofía” para establecer planes que permitan invertir en la dirección adecuada, los recursos que se dispongan para la formación de nuestros recursos humanos.

Y es que si ahora se pusiera en las manos del Ministerio de Educación los 90 mil millones que representan ese 4% del PIB, seguro que se gastarían, más no existen las condiciones, planes y programas que garanticen que se inviertan de forma adecuada, y que reditúen esa inversión en una mejora sustancial de la calidad educativa. Pero si bien Leonel ha dicho una verdad como un templo, no le luce decirla. Pues ha gobernado este país 10 de los últimos 14 años, y si al día de hoy no hemos “conceptualizado” suficiente en torno a qué hacer en materia educativa, el principal responsable es el Presidente de la Republica.

De ahí lo penoso de esas declaraciones. Pues Fernández pudiera justificar la imposibilidad material de cumplir la ley y asignar el 4 por ciento para Educación. Pero lo que nunca podrá justificar es, que siendo un intelectual ligado al mundo académico, haya sido incapaz, no ya de “revolucionar” la educación dominicana, sino tan siquiera de concebir e impulsar los planes y la “filosofía”, que marquen el camino a seguir para transformar esta nación por medio de la educación.

Anuncios

Acerca de Coalición Educación Digna

La coalición por la educación digna es un esfuerzo de un conjunto de organizaciones y activistas que piden mediante acciones cívicas y pacificas, que se cumpla de una buena vez con la LEY GENERAL DE EDUCACION 66-97, la que establece que el 4% del PIB en el presupuesto nacional sea destinado en inversión a la educación. Con el arma de un paraguas y sombrillas amarillas (el cual usan para cubrirse del sol) en la mano que reza 4% para la educación, un conjunto de organizaciones y activistas iniciaron su cruzada de respeto a la ley, ha esta se han sumado un sin numero de ciudadanos de toda índole que se han vuelto en una avalancha ciudadana. Más Información: Educacióndignard@gmail.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: