Mensajes
Artículos, Sala de Prensa

4% (Por: Radhames Mejia)

4% para la Educación

La campaña por el cumplimiento del mandato legal que establece el 4% del PIB para Educación ha puesto de manifiesto la brecha que separa a quienes están convencidos de que el futuro del país, su competitividad, su capacidad de crear un ambiente de convivencia y de solidaridad depende de la educación, de aquellos que adoptan este discurso sin estar convencidos de ello.

Los avances científicos y tecnológicos, la evolución de los sistemas de convivencia social que cada día amplían la visión de los derechos humanos que les sirven de sustento requieren, como condición necesaria para su desarrollo y sostenibilidad, educar a la máxima potencia a todos los ciudadanos. Esta necesidad, unida a la complejidad de los procesos envueltos, ha colocado a la escuela en el centro de  los esfuerzos que las sociedades modernas hacen para prepararse a vivir en este nuevo entorno.

Hay un consenso generalizado de que la mejor vía para preparar a los ciudadanos y a los países para el éxito en el mundo globalizado que vivimos es educarlos al máximo. El Presidente Obama recientemente expresó que “quienes nos impiden que nos eduquemos hoy, nos impiden que podamos competir mañana.”

Esta exigencia pasa por la necesidad de transformar los viejos sistemas educativos para que sean capaces de enfrentar los nuevos retos que tienen por delante. Como lo expresó el Secretario de Educación de los EEUU, refiriéndose al sistema educativo norteamericano, “no podemos continuar haciendo lo mismo que siempre hemos hecho, y esperar resultados diferentes a los que hemos obtenido hasta ahora.”

Hay consenso en el  país sobre la baja calidad de la educación que ofrecemos. Hay consenso, también, en que para lograr la mejora se requiere de más inversión, y de un mejor uso de la misma. Cada decisión que implique el uso de un centavo del presupuesto nacional debe ser evaluada tomando como parámetro la educación de nuestros niño(a)s. Cuando decidimos utilizar  50 millones de pesos en lo que fuere, tenemos que estar conscientes que implícitamente decidimos que en lo que decidimos invertir es más prioritario que construir 1000 aulas para albergar a 25 mil niño(a)s. Quizás si utilizamos  la cantidad de aulas que se dejan de construir o  la cantidad de niños que se dejan de educar como unidad de medida de las inversiones y gastos que hace el gobierno,  logremos crear la conciencia del mal que se le está haciendo al país postergando las inversiones necesarias para tener la educación que necesitamos.

Al evaluar cada partida del presupuesto los legisladores deben preguntarse ¿cuántas aulas va a costar realizar esta acción? ¿Cuántos niños y niñas voy a dejar de educar para que esta actividad se realice? Mientras exista un solo niño que no esté recibiendo la educación de calidad a la que tiene derecho, recaerá sobre la conciencia del legislador la decisión de sustraer el dinero que debió dedicarse a su educación para dedicarlo al nombramiento innecesario de alguien, a la compra de un equipo superfluo, a la construcción de algo que podía posponerse con menos consecuencias para la sociedad que la ignorancia de nuestras futuras generaciones.El compromiso moral del legislador, al aprobar el presupuesto nacional, es grande. Los niños, niñas y jóvenes del país esperan que cumpla con su deber.

Anuncios

Acerca de Coalición Educación Digna

La coalición por la educación digna es un esfuerzo de un conjunto de organizaciones y activistas que piden mediante acciones cívicas y pacificas, que se cumpla de una buena vez con la LEY GENERAL DE EDUCACION 66-97, la que establece que el 4% del PIB en el presupuesto nacional sea destinado en inversión a la educación. Con el arma de un paraguas y sombrillas amarillas (el cual usan para cubrirse del sol) en la mano que reza 4% para la educación, un conjunto de organizaciones y activistas iniciaron su cruzada de respeto a la ley, ha esta se han sumado un sin numero de ciudadanos de toda índole que se han vuelto en una avalancha ciudadana. Más Información: Educacióndignard@gmail.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: